Aleister Crowley “Diary Of A Drug Fiend” (1922)

Un viaje muy oscuro...

Un viaje muy oscuro...

Sin duda alguna Alesiter Crowley fue un personaje especial y enigmático. Su relación con distintas asociaciones religiosas (algunas de ellas satánicas) o la influencia sobre músicos como Jimmy Page u Ozzy Osbourne no dejan de ser intrigantes pero hay una faceta de este hombre que se suele dejar de banda. Aleister Crowley era, entre muchas otras cosas, escritor. A lo largo de su vida escribió la friolera de 80 libros (poesias, novelas, ensayos…). La mayoría de ellos sobre esoterismo, yoga, cábala y magia (magick, escrito con k, y nada q ver con el arte del Magic Andreu  o el puto Lari). Dos de los libros más importantes en su carrera fueron; Magick in Theory and Practice “Magia en teoría y práctica” y el Liber AL vel Legis “El Libro de la Ley”. Del segundo hace referencia a lo largo del que aquí nos ocupa, ni más ni menos que Diary Of A Drug Fiend, libro que escribió en 1922. El Libro de la Ley le fue, según Crowley, dictado por Aiwaz (una entidad no física) durante tres días y a través de su mujer en una estancia en El Cairo. Este libro habla sobre la ley de Thelema (voluntad en griego), que se podría resumir en sus dos frases más famosas “Haz lo que tú quieras será el todo de la Ley”, y “Amor es la ley, amor bajo voluntad”. Ambas se repiten constantemente en Diary Of A Drug Fiend que como el nombre del libro indica claramente se trata de un viaje contado en primera persona por un junkie y su esposa. El libro consta de 3 capítulos; Paradiso, Inferno y Purgatorio. En el primero y tercero bajo el punto de vista de Peter Pandragon y en el segundo bajo el punto de vista de su esposa Lou. 
“Paradiso”: la historia empieza en Inglaterra donde una noche el adinerado Peter y Lou se conocen en un bar. El magnetismo es tal que deciden casarse e irse de luna de miel por Europa (Francia e Italia) provistos de heroína y cocaína. Al principio todo va bien. Son felices, disfrutan de la vida, su amor y de las drogas. Pero poco a poco vamos viendo como la pareja va enganchándose más y más a esas sustancias, hasta el punto de perder el apetito e interés en general por todo lo que no sean lo dichosos polvos. Llega un punto en que lo único que les interesa son las drogas ya que sin ellas no se sienten bien. Las provisiones se les acaban y empiezan las tensiones y el nerviosismo. Las sensaciones del adicto están descritas con una sinceridad brutal y escalofriante. Peter nos cuenta todos sus pensamientos, reacciones, paranoias y la relación con su esposa. Sin duda una mente “curiosa”.

En “Inferno” ella nos narra la parte más oscura. La pareja vuelve a Inglaterra e intenta conseguir droga, pues están enganchadísimos y con el mono pero el govierno está endureciendo las leyes y el precio de la sustancia se dispara en las calles y es difícil de conseguir. Ni qué decir tiene que es el capítulo más duro. Pues el matrimonio va a la deriva. Constantes discusiones, engaños, deseperación y desconfianza causadas por la necesidad de la droga. El autor no pasa por alto datos como la dificultad de relacionarse con otros seres, la perdida de afección entre ambos o la desmejora física. A veces lo que se nos cuenta es tan duro que dan ganas de aparcar el libro. Los delirios son constantes. El ritmo de vida que llevan es sencillamente insotenible. Apenas comen y beben, descansan mal y sólo se relajan cuando tienen asegurada su próxima dosis. En este capítulo empieza el intento de desintoxicación pues se encuentran acorralados y desesperados.

En  “Purgatorio” Peter nos vuelve a dar su punto de vista. Para intentar desintoxicarse viajan a Thelema junto a King Lamus. Allí Lamus es conocido como Big Lion, que es el jefe de una sociedad apartada de las demás. Se rigen por sus propias leyes, cuyas máximas son; “Haz lo que tú quieras será el todo de la Ley” y “Amor es la ley, amor bajo voluntad”. El matrimonio está allí par desengancharse sí pero hay algo más que Lamus les intentará hacer ver. En esta vida hay que tener un deseo. Algo que nos llene, nos realice y de alguna manera de sentido a nuestras vidas. Sin ese deseo es fácil caer en el tedio y por lo tanto las drogas. Para conseguir “quitarse” antes uno tiene que tener claro que quiere y par que sirve en esta vida. Cuando lo encuentre le será más fácil desengancharse y encontrar el camino hacia la felicidad.

Cabe destacar que Diary Of A Drug fiend no es sólo un libro sobre la adicción, sus causas y consecuencias. Va mucho más lejos. Obviamente intenta hacernos ver el infienro que debe ser una vida así pero también hay tiempo para la filosofía. A lo largo del libro encontramos constantes referencias filosóficas y religiosas que nos empujan a plantearnos y analizar muchas cosas. De alguna manera es una gran reflexión sobre la vida y su lado más oscuro. No hay que olvidar que el mismo Crowley fue heroinómano, y disfrutaba participando en orgías repletas de drogas en la pequeña sociedad que creó en Cefalú (Sicíla) más conocida como la Abadía de Thelema. Con lo cual es evidente que este “diario” tiene mucho de autobiográfico y probablemente, muchas de las anécdotas que cuenta sean reales.
Es curioso imaginarse como el letor inglés medio de principios del siglo pasado debió sentirse shockeado ante una lectura de temática tan cruda y poco convencional. Hay que tener en cuenta que está escrito en inglés de la época. Aunque la forma no es la habitual hoy en día se lee sin problemas. Leyendo este libro uno se da cuenta de la facilidad y claridad con la que su autor expone sus ideas y teorías. No es difícil entender entonces como fue capaz de lavar el cerebro a tanta gente y conseguir crear su pequeño refugio apartado del mundo. Sin duda un personaje tan excesivo y único como apasionante.

Alesiter Crowley

Alesiter Crowley

Anuncios

~ por rockenberg en diciembre 19, 2008.

4 comentarios to “Aleister Crowley “Diary Of A Drug Fiend” (1922)”

  1. Parece muy interesante. ¿Hay alguna traducción al castellano o sólo está disponible por ahí la edición original en Inglés?

  2. Pues lo he estado buscando en castellano pero no he dado con él. Creo q sólo está disponible en inglés. En ebay se puede conseguir a precios más q razonables. Si me enterod e algo te lo digo!

  3. Gracias 😉

  4. No creas que era tan poco común la temática de las drogas en forma de autobiografía “oculta”. Uno de los libros que me impresionó hace muchísimos años era uno de Thomas de Quincey, Confessions of an English Opium Eater escrito en 1822.
    las drogas durante muchos años estaban ligadas a la riqueza y ostentación y mucha gente adinerada acababa enganchadísima.
    Supongo que para comenzar con Crowley es un libro bastante asequible, ya nos contarás cuando entres en el meollo de sus filosofías.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: